Entrevista con Raúl Altamar – UVA

Uva cuenta en la actualidad con tres discos: Entonces todos sabrán qué eres (2011), No va a ser así para siempre (2013) y Todo lo que dijiste​ (2016). ¿Cómo comienza el grupo y cómo ha ido evolucionando  su sonido a lo largo de todo este tiempo?

Uva comenzó en 2007 cuando, tras la ruptura de una relación, caí en una depresión y comencé a ponerle letra a las canciones que había iniciado a componer años antes. En ese entonces era baterista, con experiencia en muchas bandas, pero nunca cantando y tocando mis propias canciones. Uva fue el inicio de una nueva etapa para mí, tanto a nivel personal como musical.

El sonido ha evolucionado en el sentido de que cada vez sonamos más a nosotros mismos. Hemos tenido varias alineaciones (al principio otra chica cantaba conmigo, David tocaba el bajo y había otro baterista). Los que estamos ahora ya llevamos casi seis años juntos.  En cada disco hemos hecho algo diferente y la personalidad musical de cada uno ha salido a relucir, a pesar de que compongo la mayoría de las canciones.  Además, el balance de tener una sección rítmica femenina y la parte armónica tocada por hombres, ha cimentado mejor nuestra identidad musical.

 

Vuestra banda, compuesta por María Carolina Crespo al bajo, Emma Wong a la batería, David Diamond a la guitarra y tú a la guitarra y voces, se define como grupo de rock alternativo. Contadnos un poco más sobre vuestra propuesta y los sonidos que la influencian.

En un principio nuestras influencias eran más notables, sobre todo el subgénero del shoegaze de bandas inglesas de principios de los 90 como Lush, Ride y My bloody valentine. The cure y The jesus and Mary chain también son importantes para nuestra onda y sonido que, en general, es mas oscuro y etéreo. Texturas en las guitarras y voces algo deprimidas, pero tocado con mucha energía.

Pienso que, por nuestras influencias y manera de tocar, poseemos un sonido propio y honesto. Aunque los miembros  de la banda toquemos con otros músicos (Emma con Billy Mata, Macacre y también con Daniel Jácome, y yo con Sonó y Marco Luque) en Uva hay otras avenidas para explorar nuestra musicalidad.

 

¿Qué planes tenéis para UVA en el futuro próximo? 

Seguir sacando temas nuevos, tocar más y grabar nuestro cuarto disco en nuestro estudio.

 

¿Cómo creéis que puede apoyarse la escena musical panameña y contribuir a su difusión tanto dentro como fuera del país?

Creo que los músicos debemos apoyarnos más entre nosotros mismos y tocar juntos. Hay muchas clicas o grupos por género musical, pero en el fondo todos somos y buscamos lo mismo: compartir nuestra música y trascender artísticamente.

Existe mucha diversidad y calidad en la música panameña, desde el thrash metal hasta cantautores acústicos, y todos en nuestra forma representamos un elemento cultural relevante para el país que beneficia a su acervo y proyección internacional.

 

 

Anuncios